2436931

The Ballad es el tema número 14 del disco Pennybridge Pioneers, editado por Burning Heart Records en el año 2000.

Links para consultar

Letra del tema

The last selection in the ballgame.
Does never get a pass.
“Not appreciated’s” just his first name.
He’s the scapegoat of the class.
There are no friends to cheer him up and
no girls, no sweet romance.
It’s impossible to expand,
when you never get a second chance.

Do you know, who’s that guy, who’s all alone?
Do you care enough to see? He’s in pain and misery.

He’s not going to the school-prom.
He said he had the flu.
Trumped-up excuses he told his mom.
-I’m safer here with you.
She told her son. -Someday, they’ll all be
sorry for mistreating you.
Don’t be afraid my son and trust me.
-You’ll be someone they will look up to.

Do you know, who’s that guy, who’s all alone?
Do you care enough to see?
He’s in pain and misery… Do you care enough to see?

Do you know, who’s that guy, who’s all alone?
Do you care enough to see? He’s in pain and misery

Comentario final de J.G.

Una hermosa balada. Esto es punk señoras y señores. Otra muestra más de que no es necesaria una guitarra distorsionada ni un baterista dándole al palo para tocar una canción de Punk Rock. Con una guitarra acústica alcanza y sobra,  sino pregúntenle a la gente de Millencolin, los creadores de semejante obra de arte. ¿Se dan cuenta de lo que quiero ir desmitificando con la categoría del blog “Punk para todos”?

The Ballad es una canción triste. Es la historia de un chico afligido y apenado, sin amigos y sin relación alguna más que con su contenedora madre. Es un chico ya desganado y desesperanzado, hasta el punto que inventa enfermedades para quedarse más seguro junto a su madre.

Sin embargo, a pesar de tanta desolación, son esperanzadoras y motivantes las palabras de la madre cuando le dice al hijo: “no tengas miedo y creeme, ya va a llegar el momento que la gente te admire”. Es imposible no pensar en la madre de uno y recordar los momentos en que nos cobijaba hace varios años cuando éramos bien chicos.

Cuando uno siempre tuvo una personalidad tímida, y todo el embrollo social lo costó mucho más que a otras personas, le es inevitable toparse con una canción como esta y no sentirse movilizado. Con el tiempo, uno aprende que la timidez no es un defecto y que no hay que tenerle miedo. Lo que sí creo que hay que hacer, es asumirla, y vivir una vida sin pretender ser alguien que no se es, o pretender tener un perfil que ni siquiera se está cerca de tener. Hace algunos años, alguien que recién conocía me dijo así a la pasada: “no tenés que preocuparte por la timidez, también está en el otro saber interpretarla”. Como que dejara que la pelota pasara para el otro lado. Y aunque no lo crean, esa frase, que tengo presente a cada rato, me ha ayudado a cambiar la forma de encarar muchas situaciones de la vida.

Para ir terminando (me parece que fue mucho el párrafo anterior para un blog de canciones, ¿no?), les cuento que para sorpresa de varios (me incluyo), este tema sonó en el recital de Millencolin el pasado octubre en Argentina. En el medio de todo el descontrol, el cantante se colgó la acústica al hombro y arrancó. Sin dudas se transformó en uno de los momentos más emotivos de la noche y uno de los principales motivos de mi disfonía en los días posteriores. Espero que lo escuchen y lo disfruten tanto como yo…

Se trata de la canción número 7 del disco Life On a Plate editado por el sello Epitaph en el año 1995.

Links para consultar

Letra del tema

You know the times when I’m lost and confused,
I lose control, and I find you to abuse,
I feel like shit now cause it’s getting to me,
I treat you like someone I Don’t wanna be

I talk to myself and say that you’re outstanding,
then you call me up and I explain how I’m sorry again

It’s not the first time our love seems to be fading,
but we’re still here and same things we’re defending,
you leave me now and there will be no happy ending
We can at least try to pretend

We share my bed when we could share so much more,
if we just could talk things out I’d sleep on the floor,
I wanna give you all respect that I can
It can be hard cause I’m just a boy not a man

You have a point when you suggest it’s not that simple,
I guess you’re right cause there is many things on a plough

I need a rest right now, from myself and everyone,
I got to focus my mind on
You, you’re the one I love

Comentario final de J.G.

Uf! Muchas cosas se me vienen a la cabeza.  Los últimos años de la secundaria, el viaje a California en el 2000…

Ante todo, para el que no conoce  Millencolin le cuento que es una banda oriunda de Suecia. ¿Raro no? No se suelen ver muy seguido bandas de esos lugares de Europa, por lo menos del género Punk.

Millencolin vino por primera vez a Buenos Aires en agosto de 1998. Me lo acuerdo patente porque tuve la desgracia de perderme el recital ya que justo coincidió con mi viaje de egresados a Bariloche. Es cierto que con mi grupo de amigos nos ocupamos de rendirle su merecido homenaje, y mientras Millencolin tocaba en Buenos Aires nosotros organizábamos una fiesta en el hotel de Bariloche donde se escuchaban solamente canciones de la banda. De todas formas, a pesar de esto me quedó una herida abierta hasta el 18 de octubre de 2008, fecha en que se presentaron en Argentina por segunda vez en su carrera. Debo decir que lo viví como nunca, relamiéndome con el dulce sabor de la revancha.

Le letra me pega mucho también. Habla de una relación. No lo especifica, pero me da la sensación que se trata de una relación de varios años. Y es ahí donde me siento tocado. “Estoy confundido”, “Te trato como alguien que no quiero ser”. ¿Cuántas veces tratamos mal a alguien y pensamos: “Yo no soy así, ¿que está pasando? ¿Que estoy haciendo?”

“No es la primera vez que nuestro amor está cayendo, pero estamos acá para salir adelante”. ¿Cuántas veces uno intenta remontarla? ¿Cuánto uno la pelea y la pelea?

“Compartimos la cama pero podemos compartir muhco más”. ¿Cuántas veces uno piensa eso? ¿Cuantas veces uno llega a dudar si realmente hay amor o es una relación regida unicamente por el sexo.

En síntesis, esta canción realmente me moviliza mucho, y es realmente gratificante darme cuenta en este preciso momento que escribo estas líneas lo importante que es para mí haber creado este espacio, y que en tan poco días el blog haya explotado de visitas.

Muchas gracias a todos.