Por problemas técnicos, la fecha que había fijado para empezar a tener el blog en el nuevo sitio (punkrocksong.com.ar) va a tener que ser pospuesta para unos días más adelante. La verdad que no me hace ninguna gracia haber prometido algo y no poder cumplirlo. Pero a veces las cosas son así, más cuando la totalidad de un proyecto no depende sólo del trabajo de uno, sino cuando se depende de otra gente que también está trabajando. Se que hay ansiedad, ganas de seguir leyendo el blog, de seguir participando, y de seguir colaborando para hacer de Punk Rock Song un blog de culto en este inmenso mundo de la internet.

Les pido disculpas, y espero que, como máximo en 5 días, nos podamos encontrar en nuestra nueva casa.

De todas formas, para que la espera no les sea tan larga, les dejo dos cancioncitas para que escuchen. La primera me la recomendó Chino, en el post de May 16 de Lagwagon. La segunda es otra versión acústica, pero del tema God Song de Bad Religion.

May 16 Acústica – Lagwagon

God Song Acústica – Bad Religion

titulo-blog

Anuncios

May 16 es el tema número 11 del disco Let´s Talk About Feelings de Lagwagon editado por Fat Wrech Chords en el año 1997.

Links para consultar

Letra del tema

No more waiting on them
as you rise inside new rooms
It’s official you’ve gone
You can live for no one else
Man the guilt must be huge
As there’s no gain in failure
You succeed at being mine

Yeah, old friend, see you there
I will be proud from afar
I can paint a picture
In a moment of memories
And there aren’t many left
I am extradited, uninvited

It’s just another Saturday

Take a step to freedom
You and her loathing this cruel world
Take a breath of shelter
And exhale trust and allegiance
Liberate yourself from hell

It’s just another Saturday

Comentario final de J.G.

Una intro a puro punk melódico. Creo que si alguien me dijera que tengo un minuto para mostrarle como suena el punk melódico, terminaría poniéndole el primer minuto de May 16 de Lagwagon. Empieza sólo con guitarras, entran después el bajo y la batería con las violas que continúan bien melódicas de fondo por unos 30 segundos, y después sí que me agarro fuerte de la silla porque arranca a toda velocidad, pero siempre manteniendo esa precisión y justeza que caracteriza al estilo.

Lo que siempre me gustó de Lagwagon es lo bien que logran integrar una banda tocando al palo con una voz más bien tranquila por encima de los instrumentos (hagan la prueba de poner la canción e intentar escuchar aisladamente sólo la voz, creo que si estuviese grabada solamente con una guitarra acústica no habría que hacerle el más mínimo cambio).

Tengo muchas anécdotas que me recuerdan a Lagwagon, pero la mayoría me retrotrae a aquella noche mágica del único show que dieron en Buenos Aires allá por mediados del año 2000 (si la memoria no me falla) en el mítico Cemento. Me acuerdo de un conocido que había comprado la entrada número 1, y se había hecho una remera con la imagen de su entrada y que la lucía muy feliz por entre la muchedumbre. Me acuerdo que con mis amigos en la previa intentamos a más no poder que la gente se copase cantando Bombs Away pero nadie terminó cantando con nosotros. Me acuerdo de nuestra emoción cuando pudimos saludar a un de los integrantes de la banda cuando llegaba al lugar, y me acuerdo de muchas cosas más que en otro momento seguiré contando.

Y a medida que avanzo con el blog, cada vez me doy más cuenta que es verdad que estamos hechos de canciones. Que si nos ponemos a pensar, siempre hay algo para decir de aquellas melodías que alguna vez pasaron por nuestros oídos.