1856821

No reason es el tema número 2 del álbum Chuck, editado en el año 2004 por el sello Island Records.

Escucha el tema

Links para consultar

Letra del tema

All of us believe
That this is not up to you
The fact of the matter is
That it’s up to me

Hey, Hey, Hey
Hey, Hey, Hey
Let’s Go

How can we fake this anymore (anymore)
Turn our backs away, and choose to just ignore (choose to just ignore)
(Some say) Some say it’s ignorance
It makes me feel some innocence
(Some say) It takes away a part of me
But I won’t let go

Tell me why can’t you see, it’s not the way (not the way)
When we all fall down, it will be too late
Why is there no reason we can’t change (no reason)
When we all fall down, who will take the blame
What will it take

Nothing could ever be this real (be this real)
A life unsatisfied that I could never feel (I could never feel)
(Some say) This future’s not so bright
Some can’t make the sacrifice
(Some say) It’s much more than just black and white
And I won’t follow

Tell me why can’t you see, it’s not the way (not the way)
When we all fall down, it will be too late
Why is there no reason we can’t change (no reason)
When we all fall down, who will take the blame
What will it take

Times like these I’ve come to see how,
Everything but time is running out

Hey, Hey, Hey
Hey, Hey, Hey
What

All of us believe in what we need
What we have’s what we don’t see

Tell me why can’t you see, it’s not the way (not the way)
When we all fall down, it will be too late
Why is there no reason we can’t change (no reason)
When we all fall down, who will take the blame
What will it take

Tell me why can’t you see, it’s not the way (not the way)
(so how long, has this gone on, i don’t see this ending)
When we all fall down, it will be too late
(it’s too late, we can’t change, what has now begun)
Why is there no reason we can’t change (no reason)
(we act like, its not right, why are we pretending)
When we all fall down, who will take the blame
(we’ve been wrong, for so long)
What will it take
(WE’VE KNOWN THIS ALL ALONG)

Comentario final de J.G.

Terrible canción y terrible letra. Habla del cambio. O, mejor dicho, de por qué no cambiamos.

Hoy estoy con bronca. Y esta canción ayuda bastante a liberarse. Gritar los ¡Hey! del principio ayuda a calmar un poco este agrio sentir de desazón.

“Estuvimos mal por tanto tiempo”, “¿cómo podemos seguir manteniendo esta farsa?” “elegimos ignorar”, “¿por qué no cambiamos, si no hay razón para no hacerlo?”. Con solo estas 4 frases, hay tela como para cortar un buen rato.

Hay muchas cosas que venimos haciendo mal hace tanto tiempo que, por el sólo hecho de habernos acostumbrado, nos parece que por alguna magia divina ya dejaron de ser acciones incorrectas. Es más, si por esas casualidades de la vida nos topamos con alguien que esas mismas acciones las realiza de manera adecuada, podemos llegar a mofarnos, o mirarlo con aires de: “este tipo es un boludo”. Es que ya todo está podrido. Lo que estaba mal pasó a estar bien, y lo que estaba bien pasó a estar mal. Y lo que es peor, hay un efecto “bola de nieve” que cada vez hace más fétido el vaho de la podredumbre.

Ya estoy cansado de escuchar que nos quejamos de los políticos que roban, de los empresarios que coimean, de los religiosos que abusan de menores, etc. etc. ¿Y saben por qué ya estoy cansado? No porque esté mal quejarse, ni tampoco porque estén bien las atrocidades que mencioné. Estoy cansado porque no nos hacemos cargo. Está bien, nosotros no somos políticos, así que no nos vienen a ofrecer un negocio turbio con un maletín lleno de billetes verdes. Nosotros no estamos llenos de dinero, así que no intentamos coimear a políticos deshonestos, y nosotros tampoco impartimos moral vestidos con una sotana blanca y reluciente. Pero en las pequeñas cosas de todos los días, en eso que realmente está a nuestro alcance, en eso en que realmente podemos marcar el ejemplo, es ahí donde también tropezamos. Y tropezamos tanto, que ya nos mentimos y decimos que lo que hacemos está bien. No nos quejemos más de que nos engañan los medios de comunicación, si después engañamos a nuestras parejas y nos mentimos diciendo que está todo bien. No nos quejemos más de las coimas de los políticos, si después nos frena un policía y lo intentamos “arreglar de otra manera”. No nos quejemos más de los empresarios que evaden impuestos, si cuando a nosotros nos toca pagar algún impuesto buscamos cual es la mejor manera para no pagarlo. “¡Paren de robar!”, gritamos con cacerolas en las manos, pero si podemos colgarnos del cable o comprar películas truchas somos los más vivos de todos.

Quizá sean ejemplos triviales. Pero son los ejemplos triviales aquellos en los que la gente común tenemos la facultad de hacer algo.  No nos lavemos las manos. Esto huele mal. Y es hora de hacerse cargo.

Está en nosotros decidir que camino tomar. ¿Qué nos impide cambiar? ¿La platita? Me parece que sí. Por un billete somos capaces de olvidarnos del más básico de nuestros valores. Tenemos que mirar un poco más para adentro. Y sigamos condenando a los grandes y mediáticos estafadores. Pero sepamos que si no cambiamos nosotros, no tenemos ninguna autoridad moral para exigirle un cambio a nadie …


Anuncios